Notificaciones Marcar todas como leídas
Aún no tienes notificaciones


Daniela De Celis
Daniela De Celis | Biobío | 31/07/2020 22:31


1. El misterio de los encendedores.


Alguna vez, hace varios años, decidí que no estaba dispuesta a encender cigarros ajenos toda la noche; decidí, entonces, entregarle a cada invitado un encendedor. Ya en las últimas horas del carrete, naturalmente, el infaltable "préstame fuego" era lo que más se repetía en las conversaciones. Haberles pasado un encendedor a cada uno no sirvió de nada.

...de todas maneras al día siguiente encontré varios entre los cojines de los sillones, aunque más de alguno se haya ido en algún bolsillo.


1
Si deseas comentar debes estar conectado a tu cuenta.