Notificaciones Marcar todas como leídas
Aún no tienes notificaciones


Sharlotte Esparza
Sharlotte Esparza | Biobío | 02/08/2020 22:53


Superman estuvo en mi casa


   -¡"Superman!. ¡Mamá, es Superman!"-. Gritó, sorprendida, la pequeña al ver aparecer, a toda velocidad, aquella figura entre las nubes. Su madre pensó que estaba viendo alguna de esas películas de superhéroes en la televisión. Pero, de pronto: ¡PUM!... un gran estruendo, como un trueno, se escuchó en la habitación de la pequeña.

   La señora corrió para ver qué pasaba y... su sorpresa fue mayúscula al ver un gigantesco agujero en el techo, maderas y escombros por doquier y, en el suelo, un hombre con un traje azul y una capa.

   ¿Sería cierto todo aquello?. ¿Sería un sueño?.

-"Mamá, es Superman"-. Le dijo emocionada la pequeña, saliendo desde un rincón de la habitación.

-"No... no puede ser... sólo... sólo existe en las historias, en la televisón... no... no en la vida real"-. Le refutó su madre.

    La S en el pecho, el traje azul, la capa, eran inconfundibles.

   Ambas miraban al hombre en el suelo. Una con extrañeza y preocupación. La otra con emoción y alegría.

   Tras unos minutos, unos largos minutos de asombro, duda, preocupación, misterio, la señora, con extremo cuidado, se agachó y se acercó al extraño, intentando hacerlo reaccionar. Luego de varios intentos, el hombre, paulatinamente, se incorporó. Se puso de pie y miró todo alrededor.

-"¿Dónde estoy?"-. Preguntó. A lo que la señora respondió en forma autómatica, inconciente e inocentemente.

-"Está... está en la Tierra... el planeta Tierra"-.

   El hombre continuó mirando todo a su alrededor, el techo a la chica, quien le sonreía.

-"¿Eres Superman?"-. Le preguntó.

-"Lo soy"-. Respondió el hombre en tono firme.

-"¿Qué estás haciendo aquí?"-.

-"Estaba luchando contra Darkseid y él me atacó con una vara de kriptonita..."-.

-"¡¿Darkseid también es real?!"-. Lo interrumpió la pequeña, aún más emocionada.

-"Y desearía que no lo fuera, pero lo es"-. El asombro y la emoción hicieron nido en la pequeña. No podía creer lo que veía.

-"Mis amigas no me van a creer. ¿Puedo tomarte una foto?"-.

-"Desde luego, pequeña"-. La chica tomó su celular, apuntó la cámara y una selfie apareció en la pantalla.

-"Gracias, muchas gracias"-.

-"Ahora debo irme"-.

-"¿Derrotarás a Darkseid?"-.

-"Tengo que hacerlo, de lo contrario, la Tierra estará en peligro"-. Estrechó la mano de la señora, quien aún no entendía nada, le sacudió el pelo a la pequeña y, rápidamente, salió volando por el agujero del techo y se perdió en las nubes allá en lo alto.

   Ambas, aún sorprendidas, en silencio, simplemente, atinaban a mirarse. No daban crédito a lo que acababa de ocurrir.

Se dieron un gran abrazo.

-"Superman estuvo en mi casa. -Dijo emocionada la pequeña-. Es lo mejor que me ha pasado en la vida"-.

-"Es verdad, nadie lo va a creer"-.

La señora sonrío, suspiró, luego, miró el techo y dijo:

-"Espera un momento: Superman estuvo en mi casa, rompió el techo y se fue así nada más. Y ahora ¿qué vamos a hacer?. ¿Quién va a reparar el techo?"-.

   Terminó de decir eso, y, al instate un rayo de luz brillante apareció en la habitación, un viento se dejó sentir. A los segundos, el techo estaba reparado.

La pequeña miró aquel rayó de luz y exclamó:

-"¡¡¡FLASH!!!...


2
Si deseas comentar debes estar conectado a tu cuenta.